Tarot de Bola de Cristal

El arte de la bola de cristal es una rama de la adivinación, y a su vez una subrama de la magia, con el fin de profundizar en los acontecimientos futuros mediante la lectura de la bola de cristal. Contamos con los mejores profesionales
carmen-dulabe-mastercard 806 51 70 17 Sólo mayores de 18 años. Precio máximo red fija 1,21€/minuto (IVA Incluido). Precio red móvil 1,57 €/min (IVA Incluido).
carmen-dulabe-visa 965 94 24 94 Sólo mayores de 18 años.

Consultar Bola de Cristal

Las bolas de cristal son fascinantes y te ayudan a tener una predicción del futuro. Es una bola mágica que ayuda en la predicción del futuro, adivinar lo que no se sabe si ocurrirá es fascinante para cualquier persona. Escoge ahora tu profesional y no esperes más.

5 tarotistas en línea

5 Disponibles
No disponibles
BARBARA
CRIS
SANDRA
LUNA
MAYTE
tarotistas-profesionales-bola-de-cristal

El arte de la bola de cristal es una rama de la adivinación, y a su vez una subrama de la magia, con el fin de profundizar en los acontecimientos futuros mediante la lectura de la bola de cristal.

¿Qué es la cristalomancia y cómo se usa?

La cristalomancia consiste en el arte de mirar el interior de un cristal, ya sea pulido o natural, para intentar ver el futuro.

La cristalomancia se trata de una variante del avistamiento, un método de adivinación que consiste en mirar fijamente una superficie clara o reflectante hasta que empiezan a formarse imágenes, ya sea dentro del objeto mismo o dentro de la mente de la persona que lo practica.

En algunas culturas el espejo se sumergía en agua y al cual le llegaban directamente los rayos de la Luna, los espejos mágicos se hicieron muy famosos en la Edad Media.

En la antigua Mesopotamia, los adivinos vertían aceite en cuencos con agua e interpretaban las formas que aparecían en la superficie. El profeta bíblico José llevaba siempre encima una copa de plata que usaba para beber y para divisar el futuro. Los antiguos egipcios, árabes y persas miraban en cuencos llenos de tinta, mientras que los griegos observaban espejos relucientes y metales bruñidos con la esperanza de percibir visiones iluminadoras.

Los romanos fueron los primeros cristalománticos auténticos, pues preferían examinar el interior de cristales de cuarzo pulidos. Otro ejemplo que todos conocemos sería la bola de cristal, este arte llamado es muy antiguo, en la época faraónica, en Egipto, se recurría a la observación de esferas de vidrio o de cristal o las aguas tranquilas.

Esta técnica de leer la bola de cristal se origina en los oráculos de agua. Las tribus célticas, que se sabe habitaban la isla de Gran Bretaña desde 2.000 a.C Fueron unificadas por los druidas, los cuales fueron uno de los primeros grupos que usaron cristales en la adivinación.

Es interesante notar que la religión druídica tenía semejanzas con la religión megalítica de la “anterior” Gran Bretaña, por lo que es posible que de ellos haya venido el uso de este tipo de adivinación. Más tarde, durante el medioevo en la Europa Central (500 – 1500), videntes, magos, hechiceros, médium, gitanos, adivinos y todos los demás adivinadores también usaron cristales para ver el pasado, el presente o el futuro .

El berilo, debido a su naturaleza transparente, se usó en los procesos adivinatorios. El berilio era el mejor para este fin, pero la mayoría de ellas están hechas de vidrio transparente.. Los montañeses escoceses llamaron a estos objetos piedras de energía. Y aunque las primeras bolas de cristal fueron hechas de berilo, este material fue sustituido más tarde por el cristal de roca, una roca aún más cristalina. La bola de cristal más famosa del Renacimiento perteneció a John Dee, un matemático, astrónomo, alquimista y erudito inglés muy respetado, que fue contratado para calcular la hora astrológicamente más adecuada para la coronación de la reina Isabel I, en 1588. Actualmente la bola de cristal de Dee está guardada en el Museo Británico de Londres, Inglaterra.

¿Que es un cristalomántico?

Los cristolmanticos tenían que ser unas personas puras, tanto en lo espiritual como en lo físico, y debían prepararse para cada sesión rezando y haciendo ayuno durante unos días.

Solía usarse una habitación especial, de ambiente solemne y ceremonial.

Con esta preparación y esta atención por el mínimo detalle se trataba de ayudar al vidente a conseguir un estado de trance mientras contemplaba el cristal, facilitando así que aparecieran imágenes en su mente.

En algunas culturas se pensaba que los niños resultaban los mejores videntes, pues eran espiritualmente puros y más abiertos a la imaginación que los adultos.

Esta teoría era ampliamente aceptada en la Europa renacentista, donde era posible contratar a un niño o niña para que predijera el futuro mediante un ritual de consulta del cristal.

Esta herramienta es mucho más que una simple bola de cristal, es una bola mágica que realmente puede ayudar a las personas con el don de la adivinación a poder saber cosas que de otra manera no serían capaces de averiguar.

Es mucho más que la imagen estereotipada de un adivino o una adivina con un pañuelo en la cabeza agitando las manos sobre una bola de cristal y evocando imágenes a una persona.

Hoy en día las bolas de cristal pueden estar al alcance de cualquiera que quiera adentrarse en el mundo de la adivinación o sienta que puede tener ese don.

Al principio puede ser un poco difícil, pero con la práctica se podrán conseguir grandes resultados.

¿Cómo funciona la cristalomancia o bola de cristal?

Hay varias opiniones, algunas personas que usan la bola de cristal afirman que no se puede ver nada en la bola de cristal y que se usa como un foco de meditación, sin embargo otras afirman que las oclusiones de los cristales forman símbolos cuando el adivino está en un pequeño trance.

Algunas personas describen la experiencia como que son arrastrados sintiendo diferentes cosas mientras miran la bola de cristal.

Lo que está claro es que la bola de cristal o bola mágica es una herramienta que ayuda a enfocar y a dirigir las capacidades intuitivas y psíquicas del lector o adivino.

En cualquier caso, para ver las cosas en la bola de cristal no es necesario ser tan místico como creen algunas personas.

Las bolas de cristal tienen unos cristales que llevan una carga eléctrica llamada piezoelectricidad que se puede convertir en señales eléctricas.

El tamaño de la bola de cristal suele ser estándar pero lo ideal es que se pueda coger el diámetro con la mano, aunque hay personas que prefieren bolas más grandes que estén sujetas en soportes especiales para este tipo de herramientas.

Las bolas de cristal son fascinantes y te ayudan a tener una predicción del futuro. Es una bola mágica que ayuda en la predicción del futuro, adivinar lo que no se sabe si ocurrirá es fascinante para cualquier persona.

Su estructura y propiedades piezoeléctricas pueden ayudarte a encontrar los secretos de la vida. La persona que lee la bola de cristal aprovechará las energías del cosmos y misteriosa para guiarse en las preguntas que tenga.

¿Cómo se usa una bola de cristal correctamente?

Para usar la bola de cristal correctamente, hay que seguir los siguientes pasos:

Cargar la bola de energía

La bola necesita ser limpiada y cargada, esto es una parte importante del ritual porque ayudará al momento de unión entre el vidente y la bola. Para ello, existen diferentes formas de limpiar y cargarla: enterrarla cuando hay luna llena para que la bola absorba la energía de la tierra; también se pueden usar cuarzos, la luz de la luna creciente en el día de su nacimiento, entre otras.

La importancia del subconsciente

Se debe crear un vínculo entre el vidente y el objeto, ya que este último es un objeto de culto mágico que debe ser impregnado con la materia astral del sujeto. Por ello, el vidente deberá acallar su mente racional, despejarse y estar en total relajación para ser altamente receptivo a los mensajes que puedan llegarle.

El respeto a la bola de cristal

Cada vez que una persona vaya a usarla tiene que hacerlo con máximo respeto. La bola de cristal es un objeto totalmente personal y puede adquirir características o formas humanoides. El vidente debe posicionarse adecuadamente mientras se dirige a ella con respeto y siempre deberá estar concentrado en la superficie refractante de la bola.

La oscuridad es importante como aliada

Las mejores horas para la realización del ritual son las correspondientes a la madrugada, eso sí, si se prefiere hacer durante el día debe asegurarse que no haya mucha luz en la estancia.

Escoger un entorno adecuado

Se puede usar velas para hacer un juego perfecto entre luces y sombras ,preferiblemente moradas, azules, blancas y verdes. Con ello, las figuras o imágenes que se le presenten al vidente estarán mejor delineadas para que pueda observarlas con más claridad. Deberá colocar bajo la bola un objeto oscuro, normalmente un mantel o paño, para que la luz no se refleje en la bola.

Tener mucha concentración

El siguiente paso es mirar la bola fijamente sin desviar la mirada ni parpadear porque es un momento de conexión. La durabilidad de este ritual puede variar dependiendo de cada persona, así que tranquilidad y deja que el tiempo fluya.

Contacto establecido

En algún momento , todo a su alrededor se volverá difuso porque el contacto con la bola se hizo correctamente. Las imágenes o formas que aparecerán en la bola pueden no ser del todo nítidas y es muy común la visión de masas nubosas de colores que indican estados de ánimo presentes o futuros.

Evitar errores

El vidente no debe tratar de descifrar las imágenes o mensajes, es el principal error que cometen los principiantes. No se debe hacer porque en ese preciso momento no cabe la racionalidad ni la interpretación que pueden dar pie a una malinterpretación. Solo hay que dejar que se presenten tal cual.

Fin del ritual

El vidente acabará agotado tras el ritual, una vez desvanecidas las formas hay que dar las gracias y respirar profundamente. El evento ha concluido satisfactoriamente y deberá de hidratarse inmediatamente. No es recomendable hacer esta práctica cada día, así que es aconsejable recargar la energía y volver a intentarlo cuando el vidente se encuentre recuperado y su estado de ánimo sea adecuado y las condiciones favorables.

¿Como es la mejor bola de cristal?

La mayoría de las bolas de cristal en la actualidad están hechas de vidrio, pero hay que tener en cuenta que una buena bola de cristal no tiene que ser del todo clara, también se pueden usar bolas de cristal que esté hecha de amatista, de cuarzo ahumado o de cualquier otra piedra preciosa que te haga sentir bien o con la que tengas un vínculo especial.

Las imágenes que el vidente verá no saldrán en la bola de cristal como si fuese una televisión, las imágenes están en su mente, la bola de cristal sólo le ayudará a enfocar su mente y a que pueda liberar todo su potencial para la adivinación.

El vidente deberá elegir una bola mágica que le atraiga, y asegurarse de que no sea demasiado pequeña, aunque más grande no significa que sea mejor, pero sí le ayudará a concentrarse más que si es una bola de cristal más pequeña.

Cuando un vidente adquiera una bola de cristal lo primero que deberá hacer es lavarla con agua y jabón para limpiarla y así quitar cualquier exceso de energía.

Desde entonces, sólo deberá utilizarla él sin que nadie más la toque y tenerla almacenada de forma segura lejos del polvo o de la suciedad y desorden cuando no se esté utilizando.

LLAMAR